may 25 2009

El Palmarés de Cannes 2009

Category: General,Rumoresvivabelen @ 11:19

 

cannes2009PALMA DE ORO A LA MEJOR PELÍCULA
“Das weisse Band”,de Michael Haneke
GRAN PREMIO DEL JURADO
“Un prophète”, de Jacques Audiard
PREMIO A LA MEJOR INTERPRETACIÓN FEMENINA
Charlotte Gainsbourg, por “Anticristo”
PREMIO A LA MEJOR INTERPRETACIÓN MASCULINA
Christoph Walt, por “Inglorious Basterds”
PREMIO AL MEJOR DIRECTOR
Brillante Mendoza, por “Kinatay”
PREMIO AL MEJOR GUIÓN
‘Spring Fever’ de Feng Mei
PREMIO ESPECIAL DEL FESTIVAL
‘Les herbes folles’, de Alain Resnais
PREMIO DEL JURADO EX-AQUEO
‘Fish Tank’ de Andrea Arnold et Thirst y ‘Ceci est mon sang’ de Park Chan-Wook
CÁMARA DE ORO
‘Samson et Delilah’, de Warwick Thornton
PALMA DE ORO AL MEJOR CORTOMETRAJE
‘Arena’, de Joao Salaviza.

 

image-10125

image-10137image-10171


Etiquetas: , ,


may 25 2009

Entrevista al ganador de la Palma de Oro de Cannes, Michael Haneke

Category: General,Rumoresvivabelen @ 10:56

El País de hoy, publica una pequeña entrevista al director de cine, Michael Haneke, el ganador de la Palma de Oro de Cannes. A continuación les presentamos el artículo:

A sus 67 años, con su rostro encajado entre barba y cabellos blancos, siempre de negro, Michael Haneke parece uno de los personajes de su última e inquietante película, Das weisse Band, con la que ayer logró la Palma de Oro de Cannes. Filósofo y psicólogo, de nacionalidad austriaca, pero nacido en Múnich (Alemania) en 1942, el cineasta retorna a su país natal para retratar con sobriedad una implacable historia ambientada en una pequeña aldea a inicios del siglo XX, en los años previos a la I Guerra Mundial. Anuncia aquí el germen de una generación -los niños de entonces, posibles culpables de algunos sucesos misteriosos- que luego abrazará el nazismo.haneke

“En mi mente tenía claro que quería hacer una película sobre cómo todo ideal se pervierte”, afirmó días antes de obtener la Palma de Oro del certamen francés, festival que se le da bien: en anteriores ediciones ha logrado premios (aunque nunca el principal) con La pianista, Código desconocido y Caché. “El título”, explica el director, “Das weisse Band [La cinta blanca], se refiere al distintivo de pureza que portan ciertos niños, y que no es más que una ficción”. En España la película se estrenará a partir de septiembre.

Pregunta. Con la aparente frialdad de su cine, relata ahora una creciente explosión de violencia y rebeldía; actos que demuestran claramente que alguien está castigando al pueblo. ¿Quiénes son los responsables?

Respuesta. Es un filme sobre las raíces del mal, sobre la perversión de la naturaleza humana. Mi propósito era mostrar cómo aquellos que erigen los principios de manera absoluta se convierten en verdaderos monstruos. En aquella época, el protestantismo religioso era muy rígido y la educación muy estricta. Las autoridades eclesiásticas y los progenitores les inculcaban a los niños un rigor moral, que no aplicaban a sus propios actos. Los niños se convirtieron en justicieros porque creían ser la mano derecha de Dios. Sucedió en Alemania, y esta generación 20 años después creó el nazismo. Esta película no es sólo sobre los orígenes de ese movimiento, sino sobre todos los terrorismos ideológicos, políticos o religiosos. Es un problema que afecta a toda la humanidad, porque esto puede suceder en cualquier lugar del planeta y en cualquier época de la historia.

P. Su cine se nutre siempre de lo peor de la sociedad.

R. Siempre enfoco mi cine en la violencia, porque en la sociedad moderna en que vivimos es imposible evitarlo. Me gustaría que me consideraran un especialista en la representación de la violencia en los medios. Además, nuestra cultura está marcada por el judaísmo y el cristianismo, y eso hace que llevemos en las entrañas el sentimiento de culpabilidad. No soy un adicto a la culpabilidad, pero la idea de filmarla me ha obsesionado. A lo largo de una década llené mi biblioteca de manuales de educación de los siglos XVIII, XIX y XX, que me han servido de inspiración y apoyo para esta historia, sobre todo para los diálogos.

P. De niño, usted recibió una educación más bien liberal. ¿Cómo influyó en su vida y sus creencias?

R. Mis padres no eran protestantes. Eran actores y se divorciaron cuando yo era pequeño. Mi padre fue compositor y concertista, pero nunca he incluido sus piezas en mis películas, porque amo demasiado la música como para utilizarla resaltando los defectos de la humanidad.

P. ¿Se considera un maestro de la manipulación?

R. La manipulación es inevitable. Pero la subordino a mi objetivo principal: provocar y remover las conciencias.

P. ¿Eso es también lo que intenta lograr con los largos planos fijos y en blanco y negro de Das weisse Band?

R. Siempre me ha gustado crear en el cine el tipo de libertad que se tiene cuando se lee un libro, donde se dan infinitas posibilidades imaginativas. En los largos planos de mi película, la mitad de los espectadores ve que sucede algo, la otra mitad no percibe nada. Ambas formas funcionan. Siempre llenamos la pantalla con nuestras propias vivencias. Lo que vemos proviene de nuestro propio interior.

P. Los niños tienen aquí rostros frágiles y, a la vez, durísimos. Son víctimas y verdugos. ¿Cómo los escogió y cómo logró su adaptación a la mentalidad severa e intransigente de aquella época?

R. Invertimos mucho tiempo y esfuerzo en encontrar los niños ideales. Fueron más de seis meses de pruebas en las que tomaron parte 7.000 candidatos, y elegimos a los que más encajaban con los rostros que aparecían en las fotos de la época. La parte más difícil fue la dirección de los más pequeños: exigía mucha paciencia lidiar con su limitada capacidad de concentración. Pero valió la pena.

Etiquetas: , ,


dic 12 2008

My Blueberry Nights una peli de carretera

Category: Estrenos,Generalvivabelen @ 10:47

Película de carretera, de largo recorrido físico y emocional, en la que las áreas de servicio, las barras de bar y sus pobladores, están más presentes que el asfalto en sí, My blueberry nights contiene algunas de las esencias simbólicas que han caracterizado el cine del director hongkonés desde su debut.

Norah Jones y Wong Kar-Wai formaban, a priori, un tándem de difícil combinación. Una actriz debutante para el primer film americano (y rodado en inglés, idioma que no domina) del director de “Deseando amar”. Pero el cóctel ya está listo para ser degustado (abrirá el Festival de Cannes) en forma de road movie romántica que sigue a una mujer (Jones) que viaja por América buscando el verdadero significado del amor. El trayecto la llevará a cruzarse con toda suerte de personajes.
El reparto está compuesto por Natalie Portman, Jude Law, Rachel Weisz, Tim Roth y David Strathairn, además de Norah Jones.
Alejandro G. Calvo, crítico de cine, lo define así: Un road movie que se desliza por estaciones estáticas, bien diferenciadas unas de otras, con la mirada siempre fija en el bar neoyorquino donde los imposibles amantes saborean la tarta de arándanos que da nombre a la obra. Una pieza desequilibrada, genuinamente americana –las referencias son transparentes: la ruta 66, Las Vegas, el árido oeste…–, tan estridente como epatante, vaya, puro Kar-wai. No todo el mundo posee la inteligencia de reinventarse de David Lynch o Paul Thomas Anderson, ni siquiera Wong, así que éste destila lo mejor de su cine y lo acumula en un palimpsesto referencial que, sí, puede llegar a hacer parecer que la película es un reflejo atrofiado de sí mismo, pero aún en ese barroco entramado plástico se encuentra la fuerza necesaria para poder disfrutar sin complejos del film.


Etiquetas: , , , , , , , , , , ,