abr 07 2009

“El Triunfo de la Voluntad”, el documental nazi analizado desde la técnica audiovisual

Categoria: Clásicos,DVDvivabelen @ 16:31

Documental propagandístico sobre el congreso del partido Nazi en Nuremberg (Alemania) de 1934. Está hecho por la famosa realizadora Leni Riefenstahl,  reconocida durante el período del nazismo y criticada después de la II Guerra Mundial. El objetivo de esta producción es hacer de documental y documentar. Está hecha en blanco y negro debido a la fecha de su realización.

 

La película comienza con un plano picado enfocando desde el cielo a la tierra, además la panorámica descriptiva horizontal, es sobre sí misma debido a que la grabación es móvil, está en movimiento; y sitúa al espectador en un marco de referencia amplio y tiene un carácter introductivo; además la grabación es de derecha a izquierda y viceversa.

 

Para introducir el documental se hace uso de gran plano general y plano general. El plano cenital es frecuente ya que en la introducción se está llevando el orden de lo general a lo concreto, primero se enfoca el territorio, luego el recorrido del desfile, a continuación los militares y a partir de ese momento se va concretando en distintos personajes.

 

El punto de máximo interés es Hitler y su poder. Hitler desfila desde su coche, para la grabación del recorrido se utiliza el travelling de diversas maneras, hacia delante, hacia atrás (intento de reflejar la gran figura de Hitler) y lateral. Además el hecho de enfocar a Hitler mediante un contrapicado aumenta el reconocimiento que se le da y la consideración de un ser superior.

 

La música completa a la imagen, pone la “puntilla” a la imagen mediante el carácter patriótico y nacionalista que posee. Los primeros planos y los planos detalle se hacen visibles en los fieles. Los planos detalle aparecen sobre todo en la mano de Hitler y los símbolos nazis.

 

Para el cambio de secuencias de tema distinto se utiliza el fundido.

 

Cuando se enfoca a los fieles y militares por la noche, los tipos de sombra son penumbra.

 

Para Hitler el individuo no importaba en sí, importaba la masa, los individuos en conjunto, es por eso quizás, por lo que aparecen muchos planos picados de la muchedumbre.

 

El montaje es especialmente simbólico cuando se quiere ensalzar la ideología Nazi mediante el enfoque de las banderas y las manos levantadas.


Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario