dic 01 2009

¿Harían un documental sobre su propia muerte?

Categoria: DVD,Generalvivabelen @ 11:59

RELÁMPAGO SOBRE EL AGUA

Nicholas Ray, uno de los mejores cineastas de la historia, fue capaz de hacer una película sobre su propia muerte. El mismo director que hizo Rebelde sin causa y Johnny Guitar, en 1980 y con un cáncer de pulmón, decide llamar a su amigo y director Wim Wenders, para rodar su propio film. Una película documental en la que se entremezclan diferentes estilos cinematográficos por el desmesurado anhelo por dar un enfoque diferente al cine.
relampago1
Wenders, realiza una película sobre una película, pero todo englobado en un documental. Este experimento cinematográfico se hace por primera vez y con el propósito, como dice el propio protagonista, Nicholas Ray de mostrar “un hombre que quiere encontrarse a sí mismo antes de morir y la recuperación del autoestima de un hombre que había tenido mucho éxito”.

La típica cámara cine, acompañada por una 35 milímetros, hacen de este film algo inusual. Entremezcla la primera persona con la tercera. La primera persona aporta subjetividad, mientras que la tercera persona todo lo contrario. Así que la muerte de una persona, se puede ver desde el dolor y sufrimiento del propio protagonista, el cual, entre sus afirmaciones más intensas está: “Quiero vivir porque echaría de menos el respirar”; además de desde fuera, por ojos amigos, profesionales y familiares.

Esta obra costó hacerla alrededor de mil dólares, según las palabras del propio Ray. Y en un principio, la película iba a tratar sobre un pintor gravemente enfermo de cáncer, siendo él mismo pero de manera camuflada. Al final no se verá quién es quién, sólo un enfermo sin pasar por el hospital, padeciendo en su propio loft de Nueva York acompañado por el cámara de la 35 mm., su pareja veinte años más joven que él y Wenders dirigiendo el film y tratando de solucionar sus problemas morales que la película le surgían.

Impresiona además, que un director de la talla de Ray se ponga en manos de otro director, mucho más joven que él y acepte las instrucciones que éste le da. También es impresionable la forma en que quiere dejar huella, pues desnuda sus sentimientos ante la cámara. De hecho, al final del documental se muestra una carta en la que deja presente sus miedos.

No es sólo lo que se muestra del protagonista en vida, sino lo que se muestra ya incinerado. El epílogo de la película relata el después de la muerte de un mito hecho a sí mismo. Todo el equipo brinda para que descanse en paz. Wenders lee la carta de Ray, el único director que ha dejado como testamento su propia muerte.


Etiquetas: , , , , , , ,

Deja un comentario